• Elisa Valenzuela

¿Por qué dejé de leer artículos “receta de cocina”?



Últimamente las redes están inundadas de artículos de desarrollo personal que comienzan con títulos como: - cinco sencillos pasos para encontrar al amor de tu vida, - las cinco características que toda persona madura tiene,- diez cosas que hacer para atraer la abundancia, etc… Lo que yo llamo “recetas de cocina”. Algunos nos dicen cómo hacer las cosas y otros cómo deberíamos ser o actuar para encajar en algún perfil.

No les voy a negar que el último año, una parte considerable de mi tiempo se fue en sumergirme en este tipo de lecturas, en parte porque me interesaba saber qué está leyendo la gente y cuáles son las necesidades de ciertas audiencias, pero sería una gran mentirosa si no les dijera que yo también estaba curiosa y sedienta de este tipo de “manuales paso a paso” que me dijeran exactamente qué es lo que tenía que hacer en determinadas situaciones.

Entiendo que muchos estamos en el camino al crecimiento interno buscando respuestas, ¿a quién no le va a gustar que nos den las instrucciones para la felicidad?

Se preguntarán entonces ¿qué tienen de malo? , la verdad es que malo, malo, no tienen nada (mientras no sea: cinco sencillos pasos para matar a tu suegra), están hechos con las mejores intenciones, muchos tienen ese tipo de diseño para atraer a la audiencia y que se animen a dar click y leer; estamos en la era en la que el desarrollo personal es también un producto que se consume bien si sabes cómo llegarle a tu público. Sin embargo, ahí está el arma de dos filos, nos topamos con la línea delgada entre hacer accesible este tipo de contenidos a todo el mundo para tener a más personas interesadas en conocerse a sí mismas y convertirnos en mercaderes de falsas banderas.

No quiero meterme mucho en el tema comercial, pero sí en el personal. Cuando leemos un artículo de alguien que asumimos tiene más autoridad y conocimientos sobre el tema que nos interesa y esta persona nos dice la fórmula mágica para lograr X cosa, confío en que así va a ser, pero ¿qué pasa si sigo la receta y no llego al mismo resultado? , puedo pensar que entonces algo hice mal, perder la fe en lo que quería conseguir o peor aún, perder la confianza en que soy capaz de lograr mis metas.

No me hagan empezar con los artículos que nos dicen: cómo deben ser las personas exitosas, felices, emprendedoras, líderes, etc… Imagina que soy una persona en el camino al autoconocimiento, interesada en emprender y encuentro un artículo que habla de las 10 características de personalidad que debe tener toda mujer exitosa, ¡dios mío!, qué peligro usar TODA y DEBE en una misma oración, eso significa que si yo no cumplo con el decálogo estoy condenada, no hay nada más que hacer, habrá que cambiar de profesión.

¿Te parece exagerado? Puede ser que lo leas y decidas que no tiene que ser así, se te olvide y sigas tu camino; pero en la vida hay millones de tipos diferentes de personas, con distintas formas de pensar, sentir y reaccionar, algunas seguras, otras vulnerables. Algunas se lo tomarán a pecho, no sabemos el poder que tienen las palabras sobre los demás.

Yo decidí dejar de leer estas recetas de cocina, porque me niego rotundamente a que alguien que no soy yo, me quiera encasillar en un estereotipo o decirme cómo seguir mi camino. No quiero tener que agregar una cosa más a la lista de razones por las que no puedo aceptarme y amarme tal como soy y no quiero vivir en un mundo de robots automatizados que creen que están en el camino correcto o que tienen la autoridad moral para decirles a otros cómo vivir, qué pensar o cómo actuar.

Es válido dejarnos guiar y acompañar por quien ya ha recorrido partes del camino, es signo de amor y humildad reconocer que necesitemos un empujón antes de darnos cuenta de que las respuestas siempre han estado en nosotros, pero no nos dejemos arrastrar por un truco publicitario y caer en el foso profundo del autoengaño o la no aceptación.

Debemos amarnos así como somos, cumplamos o no con las tres características, sigamos o no los cinco simples pasos. Comencemos por querernos y agradecer lo que tenemos, amemos el camino recorrido, así sean 10 metros o 10 kilómetros. Venimos a este mundo a ser felices, pero cada quien encontrará su sendero y tendrá que escalar su propia montaña, el otro me puede dar consejos sobre cómo trepar, pero sólo yo sé si son útiles para mi tipo de montaña… Confiemos en nosotros mismos.


Elisa, Tu Life Coach.

#superaciónpersonal #recetasdecocina #aceptación #artículos #lecturas #pasoapaso

Aliada LGBTTTIQA+
 Body acceptance
haes (salud en todas las tallas) 

© 2019 by Elisa Valenzuela Life coach

Fotos: Dulce Valenzuela