• Elisa Valenzuela

Meditación del amor benevolente



Hola! Ya estoy de vuelta contigo. Hace un tiempo que no escribía nada para el blog, te pido una disculpa por la ausencia, fue un tiempo necesario para darme una pausa, primero por una bien merecida vacación y a mi regreso me enfermé y después tuve que enfrentar la inesperada muerte de una muy querida amiga.

Han sido días con un caleidoscopio de emociones, pero así es la vida en realidad, sólo que a veces se nos condensa la experiencia en unas cuantas semanas.

Tenía días de querer sentarme a compartir contigo, pero necesitaba aterrizar mis ideas y también es cierto que era necesario darme un tiempo para asimilar mis emociones, sentarme con ellas, reconocerlas y simplemente sentir. Ahora ya me siento más aterrizada así que retomamos donde lo dejamos, sólo que ahora traigo un nuevo cúmulo de experiencias que sin duda me hacen ser otra persona distinta a quien era antes de que comenzara todo este remolino de experiencias.

Esta vez te quiero contar sobre la meditación del amor benevolente o meditación Metta. Esta es una técnica que los budistas practican desde siempre, pero que recientemente fue retomada por Barabara Fredrickson, una de las pioneras de la psicología positiva, quien tras varios estudios e investigaciones sobre el tema, llegó a la conclusión de que los beneficios del pensamiento positivo van más allá de ser "optimista". Ser positivo, implica el tener la capacidad de hacernos conscientes de nuestras emociones positivas y traerlas a la consciencia y el presente de forma deliverada.

Los pensamientos y emociones negativas tienen más peso y hacen más ruido en nuestra vida que las positivas, esto ocurre porque nuestro cerebro está programado para enfrentar el peligro y adelantarse a cualquier situación adversa (instinto de supervivencia). Esto quiere decir que a lo largo de nuestro día puede ser mucho más evidente el haber experimentado emociones negativas que positivas.

Sin embargo, es muy importante aprender a cosechar las experiencias y emociones positivas, ya que el sentirlas a menudo , trae grandes beneficios en la salud. Según Fredrickson y su equipo, el pensar positivo y hacernos conscientes o sentir a voluntad emociones positivas como la compasión, la empatía, la ilusión, la curiosidad, la alegría, el gozo, la tranquilidad, etc, tiene mejores efectos en nuestra salud que lo que nos daría dejar de fumar, comer sanamente o hacer ejercicio. Así como lo oyes.


Muchas de estas emociones positivas, implican las relaciones interpersonales, incluyen al otro. Cuando sentimos amor, compasión, empatía , si bien es cierto que la podemos sentir hacia nosotros mismos, también es verdad que en muchas ocasiones estamos proyectan esa emoción hacia otra persona, por ejemplo: miro a un niño en la calle y me da un sentimiento de protección, escucho a un amigo en problemas y deseo que su situación se resuelva, porque tengo la capacidad de ponerme en su lugar, porque tengo genuino deseo de que las personas y el mundo entero se encuentren bien. Todos experimentamos esas sensaciones en distintos grados ( a menos que seamos sociópatas o psicópatas).

En esta línea de pensamiento fue que Barbara se encontró con esta meditación milenaria y decidió diseñar una para probar sus efectos en el día a día de las personas. Juntó un grupo de estudio que a lo largo de un tiempo significativo practicaron la meditación todos los días, registrando cómo se sentían, si sus niveles de bienestar físico y emocional aumentaban, disminuían o quedaban igual.

Los resultados fueron increíbles, todos reportaban un grado significativa de mejoría en sus niveles de "bienestar" , se sentían más optimistas, de mejor humor, más concentrados y enfocados en el ahora, motivados y también mucho más despiertos y ligeros. Algunos reportaron mejorías en su salud, como disminución de alergias, dolores de cabeza, problemas estomacales y de sueño.

¿Te la vendí? Bueno, ahora te cuento en qué consiste la meditación: es tan simple como sentarte todos los día en una posición cómoda, con los ojos cerrados, enfocándote en tu respiración, haciendo respiraciones lentas y profundas por la nariz y llevando la atención a tu corazón, enfocado en el momento presente. Puedes comenzar haciéndola 10 minutos y poco a poco ir aumentando el tiempo hasta llegar a 20 0 30 minutos. En ese espacio, una vez que estés completamente relajado y que notes que tu ritmo de pensamientos ha disminuido , vas a poner la intención en todas las personas que habitan el mundo, si te cuesta trabajo hacerlo tan general, puedes hacerlo con tus personas cercanas, amigos, familia o una sóla persona en particular con quien te sea más fácil (puedes cambiar de persona cada día o ir ampliando el círculo hasta llegar al mundo entero. En tu mente o en voz alta vas a repetir:

*Si es para el mundo entero* - Que todas las personas se sientan saludables, que todas las personas se sientan seguras, que todas las personas se sientan felices, que todas las personas se sientan cómodas.

*Si es para una persona en específico* - Que (nombre de la persona) se sienta saludable, que (nombre de la persona) se sienta segura, que (nombre de la persona) se sienta feliz, que (nombre de la persona) se sienta cómoda.

Te recomiendo que la uses incluso para trabajar algún tema de rencor o enojo que tengas con alguien. Tal vez te sea más fácil después de un tiempo de praticarla con personas que quieres o por las que sientes gratitud.

Este ejercicio también te ayudará a facilitar la comunicación y a sentirte conectado con los demás. Sus beneficios de hecho son casi interminables.


En la página de Barbara, puedes encontrar esta y otras medictaciones en su versión original, en inglés.

http://positivityresonance.com/meditations.html

Pero no te preocupes, si prefieres hacerlo en español, puede dirigirte a ti mismo, o grabarte con la explicación que te he dado, o también puedes poner una versión de youtube, la que mejor te acomode.

Yo te dejo la que yo escogí, que es la meditación metta budista, que en su esencia es la misma:

https://www.youtube.com/watch?v=TSRp7dxRfmY

Te recomiendo que seas paciente, si nunca has meditado o no estás acostumbrado a este tipo de ejercicios, al principio puede ser que tengas que conformarte con concentrarte en el aquí y ahora y calmar tu mente, también puede ser que no aguantes muchos minutos, está bien, todo está bien, lo que salga es parte de la meditación, paso a pasito se va a ir haciendo más fácil.

Observa qué sale del ejercicio, si te sientes muy forzado, si se te da fácil, si te surge la cara o el nombre de alguien en particular, si te es más fácil o difícil mandar buenos pensamientos al mundo entero o a un grupo reducido de personas y toma nota de los cambios que vas experimentando a lo largo de los días.

Te recomiendo la página de Love 2.0 que está llena de ejercicios y herramientas que puedes aplicar en tu día a día:

http://positivityresonance.com/index.html

Si te gustó la idea, te invito a que la practiques todos los días y que lo compartas con quien creas que se puede beneficiar de esto.

Te deseo de todo corazón una practica llena de amor y bienestar

***********************************************************************************

Si te ha gustado y servido este artículo o te quisieras platicarme tu experiencia con este tema, por favor, no dudes en escribirme, estaré feliz de leerte elisavlifecoach@outlook.es

Si te parece que necesitas un empujón extra y atención personalizada para trabajar este u algún otro asunto, cuenta con mi acompañamiento: www.elisalifecoach/aparta-tu-sesion

Para más artículos como este visita el BLOG

Si tienes dudas sobre mi trabajo o servicios me puedes contactar también por whatssap:

2225463150 (México)

#meditación #amorbenevolente #compasión #beneficiosdelameditación #psicologíapositiva #amor #empatía

Aliada LGBTTTIQA+
 Body acceptance
haes (salud en todas las tallas) 

© 2019 by Elisa Valenzuela Life coach

Fotos: Dulce Valenzuela