• Elisa Valenzuela

¿Cómo sobrevivir en un mundo insensible? Guía para Personas Altamente Sensibles

Actualizado: mar 7



En el último post hablé sobre lo que significa ser una Persona Altamente Sensible, si te lo perdiste, puedes darle un vistazo aquí: https://www.elisalifecoach.com/single-post/2017/03/14/%25C2%25BFEres-una-Persona-Altamente-Sensible. Hoy, como prometí, quiero compartirte algunos tips para sobrevivir en un mundo insensible, que ya seas PAS o no, creo que te pueden ser de mucha utilidad.

Vivimos en una cultura que condena la sensibilidad, no hay espacio para las personas emocionales. Lo más importante en este mundo es ser alguien productivo, cumplir con los requisitos que la sociedad dicta, para insertarte en un campo de trabajo y entregar resultados. Dentro de todo ese ciclo de productividad, sentir demasiado no ayuda, al contrario, roba tiempo y energía.

¿Cuántas veces te han dicho una de las siguientes frases?

  • Deja de llorar

  • No estés triste

  • Eres demasiado sensible

  • Eres un marica

  • Eso es de niñas

  • No muestres a nadie lo que sientes

  • Si dices lo que sientes eres débil

  • Hazte el/la indiferente

  • No llegarás a ningún lado si sigues mostrando lo que sientes

  • Hay que ser frío para cumplir tus metas

  • Las emociones son un obstáculo

Crecimos empapados de este tipo de pensamientos, sintiendo que algo dentro de nosotros tiene que estar mal, porque al parecer, nadie más ve la vida de esa forma. Adivina qué: NO ESTÁS SOLO. Hay millones de personas que ven el mundo con la misma intensidad, que experimentan la vida y sus emociones al máximo. Pero nadie quiere que lo sepas, para que sigas en la línea de producción, calladito y bien portado; es mejor que pienses que eres anormal, así gastas en medicamentos, alcohol, drogas, comida… lo que sea que te haga adormecer un poco esa “anormalidad”.

Ser Altamente Sensible no es un problema, ni una enfermedad, es un rasgo. Para mí, más que eso es un don. Ya sé, a veces no lo crees así, yo tampoco lo creía y la mayoría de mis clientes cuando se los digo, tampoco lo sienten así. No estoy aquí para convencerte de lo contrario, si aún no lo puedes ver de esa manera, pero sí estoy aquí para compartirte mi experiencia y esperar que lo que te quiero decir sea aplicable y te haga la vida más fácil.

Hay algunas cosas que es necesario entender antes de comenzar (ya sé que sueno repetitiva, pero es MUY IMPORTANTE):

  1. Mucha más gente de lo que piensas es como tú (el 20% de la población mundial, para ser exactos). No estás solo en el mundo, aunque quieran hacerte creer lo contrario.

  2. Ser Altamente Sensible no es un problema.

  3. El mundo necesita más personas como tú.

  4. Ser Altamente sensible es un don y una herramienta que puedes utilizar a tu favor.

  5. Ser Altamente sensible es un don y una herramienta que puedes utilizar para ayudar a otros.

  6. Ver el mundo intensamente te permite tener una perspectiva distinta de las situaciones y ponerte literalmente en el lugar del otro.

  7. La alta sensibilidad bien manejada te puede convertir en una persona con una elevada inteligencia emocional y conducirte al éxito y la felicidad.


Para que el punto 7 suceda, es importante aprender a vivir en el mundo abrazando nuestro don. Si crees que vivir siendo altamente sensible es una tortura y pasas la mayor parte de tu tiempo escondiéndote debajo de una piedra para que el mundo insensible no te encuentre y te haga puré, entonces es muy probable que en verdad no llegues a encontrar esa felicidad.

La buena noticia es que vivir feliz siendo sensible en un mundo insensible ES POSIBLE. Aquí te dejo algunas recomendaciones que yo misma aplico en mi día a día , para hacer este viaje placentero, constructivo y fácil:

  • Acepta con AMOR tu rasgo. Aceptación. Aceptación. Aceptación. Es parte de ti y no se va a ir a ningún lado. Si intentas enterrarlo volverá más fuerte e inmanejable. Si lo bloqueas, bloquearás los caminos de tu llamado como persona y será muy difícil que encuentres éxito si estás desalineado con tu centro. Si te cuesta trabajo, te propongo que hagas una lista de las ventajas que tiene ser así. Ya sé que te cuesta verlo, pero oblígate, observa tu vida por una semana y toma nota de lo bueno que te da ser tan sensible. Es importante que sea tu lista, yo no te puedo decir, porque cada quien tiene su propia experiencia.

Abrazar lo que somos con amor, nos lleva a ver las cosas con otros ojos, además de que nos permite desarrollar nuestro máximo potencial.

También hace falta aceptar y abrazar lo que no nos gusta. Porque eso también es tuyo, no se va a ir a ningún lado, hasta que lo reconozcas.

  • Conócete y aprende a escucharte: tú sabes mejor que nadie qué cosas son las que te provocan más conflicto o te dejan más agotado. Trata de observar en qué momentos te sientes más agobiado o desgastado, anota todos los detalles que te vengan a la mente de esas situaciones, así podrás tener muy claro qué cosas puedes evitar y cuáles debes aprender a manejar para evitar que se conviertan en una pesadilla.

Te daré un ejemplo: una de las cosas que más me agotan son las reuniones sociales o fiestas con mucha gente y aunque debo confesar que a veces prefiero no ir, para evitar la fatiga (dijera Jaimito el cartero), no puedo vivir metida en mi cueva.

Las cosas que más me estresan de las reuniones son: la música muy alta, mucha gente hablando al mismo tiempo de diferentes temas, los temas de conversación en los que se critica o juzga a otros todo el tiempo, los temas de conversaciónfatalistas o negativos, el humo del cigarro, las conversaciones cruzadas, la energía acumulada de muchas personas y muchas conversaciones, reuniones que duran mucho tiempo.

  • Haz tu plan de acción para hacer más ligeras las situaciones. Siguiendo con el ejemplo: dentro de esa misma situación, he aprendido que hay cosas que me hacen sentir bien, como platicar o jugar por un corto tiempo con un niño, estar al aire libre y cerca de plantas, acariciar y jugar con las mascotas, tomar mucha agua, alejarme del lugar donde está la música lo más posible, procurar estar con pocas personas cerca y que esas personas sean con quienes yo me siento cómoda. Darme breaks para ir al baño (aunque no tengas ganas de orinar) a echarme agua en la cara, respirar un poco y alejarme del bullicio. El plan y las acciones dependerán de lo que a ti te haga sentir bien, observa de acuerdo a la situación, cuales son las cosas que puedes incluir en tu plan de acción.

  • Procura no depender demasiado de alguien más. Lo que quiero decir, es que puedas tener la flexibilidad de decidir si te quedas o te vas de un lugar donde no te sientes cómodo. No es que te aconseje que salgas corriendo a la primera que te sientas mal, pero el saber que está en tus manos decidir el momento, alivia bastante la tensión, por ejemplo: lleva tu propio auto o dinero para transportarte.

  • Tómate tu tiempo y respeta tus propios límites. No te obligues a hacer cosas que te incomoden demasiado. Si en una semana te encuentras con demasiadas actividades que ocupan mucho de tu energía y atención, es importante que te des descansos de soledad en los que puedas cargar baterías y refrescar tu alma. Si puedes, al menos tómate un día o medio día en la semana para hacer cosas sólo para ti.


  • Se asertivo. Aprende a decir que NO, sin tener que dar explicaciones.

  • Administra tus tareas y horarios. Procura tener tus tiempos y actividades organizadas, para que no te gane el estrés que puede provocar la sensación de caos. Pero siempre deja margen para la flexibilidad. No queremos convertirnos en unos robots…

  • Cuando te tengas que enfrentar a situaciones con mucha gente o que sabes de antemano que vas a vivir momentos agitados o con energía densa, imagina una luz blanca o dorada que te protege como un capullo, que rebota todo lo que te pueda hacer daño.

  • Conéctate con tus emociones. Permítete sentir y reconocer tus sentimientos. Observa cómo reacciones a diferentes situaciones y siente qué partes de tu cuerpo se activan , desactivan o tensionan, qué pensamientos se originan, etc. En lugar de querer que se vayan, permítete sentirlos, abrázalos y escucha lo que te quieren decir.

  • Escucha a tu cuerpo. Es tu mejor brújula, él te dirá qué cosas te hacen bien y cuáles te hacen mal. Si te sientes incómodo, tenso o adolorido, es señal de que algo no anda bien contigo o con las personas o el lugar donde te encuentras. Entonces será momento de evaluar si es momento de alejarse o buscar qué hacer para sentirte mejor.


  • Aprende a leer las energías a través de tus emociones. Muchas personas Altamente sensibles también son empáticas, esto quiere decir que son capaces de sentir en ellos mismos (su cuerpo y sus emociones) las emociones o incluso a veces síntomas físicos de otros. ¿Te ha pasado alguna vez que estás como si nada y de repente comienzas a sentir ansiedad, tristeza o una punzada en alguna parte del cuerpo sin motivo aparente? Si te pasa con frecuencia, es probable que seas empático. Te propongo un ejercicio muy bueno para aprender a distinguir si lo que sientes es tuyo o es ajeno: si te alejas del lugar o de la persona y la sensación desaparece, es muy probable que hayas “atraído” la energía de alguien más. Si la sensación se queda contigo, aun cuando te alejaste, entonces significa que es tuyo; puede ser que lo hayas absorbido de fuera, pero permanece en ti como un recordatorio de algo que debes trabajar en ti mismo y hasta que no lo hagas consciente o no lo trabajes, no se irá.

Te voy a platicar una experiencia personal sobre esto: hace unos meses llegó una clienta nueva a mi consulta, cada vez que la veía terminaba exhausta, con dolor en todo el cuerpo, migraña y escalofríos. Primero pensé que seguramente yo estaba absorbiendo su energía, pero mis síntomas continuaban a veces hasta dos días después de haberla visto. Entonces después de varias agotadoras sesiones, me puse a observarme y con ayuda de mi guía espiritual, llegué a la conclusión de que esa sensación que experimentaba cuando la veía era mi intolerancia a situaciones familiares (que yo misma no aceptaba en mi vida) que mi clienta estaba viviendo. En cuanto lo vi, los síntomas desaparecieron y he podido ver a mi clienta sin ningún problema.

Este “eco” es una herramienta maravillosa que nos permite leer al otro como casi nadie es capaz, pero más que eso, leernos a nosotros mismos, en un grado de profundidad que otros no podrían. La empatía convierte al otro en un espejo clarísimo de nuestra propia imagen, permitiéndonos ver patrones inconscientes que de otra forma se quedarían enterrados en nuestra psique.

  • Mantente hidratado. Toma muchos líquidos, para evitar el cansancio físico y el desgaste intelectual.

  • Asegúrate de tener a la mano las condiciones para hacer tu vida más cómoda. Si eres muy sensible a la luz, lleva anteojos de sol, si los ruidos fuerte te molestan carga siempre con un par de audífonos, procura comprar ropa y zapatos cómodos. No te conviertas en tu propio enemigo.

  • Respira. Respira. Respira. Cuando sienas que el agotamiento te pegó, cuando la ansiedad te invada, cuando estés a punto de salir corriendo, RESPIRA… Lento y profundo. Permite que con cada respiración tu mente se calme y tu cuerpo se renueve. Pero no sólo lo hagas en emergencias, date al menos cinco minutos al día para solamente respirar y hacerte consciente de tu respiración. Notarás los cambios en tu vida casi de inmediato.

  • Medita. Ora. Mira hacia adentro. Si puedes todos los días, si no, al menos dos veces por semana, conéctate con tu interior, cierra los ojos, encuentra un lugar tranquilo y en una postura cómoda, dedícate a contemplar tu ser. La meditación y la oración te permitirán conocerte mejor, te darán herramientas como la paciencia, la aceptación y la gratitud y también equilibrarán tus emociones y pensamientos.

  • Haz cosas que disfrutes, sólo para ti. Consiéntete, al menos una vez a la semana hazte la pregunta: ¿qué puedo hacer hoy por ti? Y honra tu respuesta. Date gustos que te hagan sentir relajado, tranquilo y sobre todo DISFRUTA, DISFRUTATE. Haz de tu diversión y esparcimiento una prioridad.

  • Ama tu sensibilidad. Eres tú. Es tu esencia.


Espero que estos consejos te sean útiles. Si decides experimentar con algunos, cuéntame cómo te sientes.

Si tienes alguna duda, o quieres platicar sobre este o cualquier otro tema que ande rondando tu cabeza, por favor, no dudes en contactarme.

***CONTACTO***

www.elisalifecoach.com

***Únete al grupo de facebook para PAS***

https://www.facebook.com/groups/altamentesensible/?source_id=1572204943080829


****Si eres altamente sensible o tienes en tu vida a alguien con estas características y sientes que necesitas ayuda u orientación , no dudes en ponerte en contacto conmigo, estaré feliz de apoyarte en lo que requieras: elisavlifecoach@outlook.es *****

Date una vuelta por la SECCIÓN EXCLUSIVA PARA PAS que he creado para ti, donde encontrarás información útil, tips, artículos y más, para conocer tu rasgo y poder gestionarlo mejor :

https://www.elisalifecoach.com/altamente-sensible


#sensibilidad #eldondelasensibilidad #autoconocimiento #PAS #supervivencia

Aliada LGBTTTIQA+
 Body acceptance
haes (salud en todas las tallas) 

© 2019 by Elisa Valenzuela Life coach

Fotos: Dulce Valenzuela